La investigación antes y durante la escritura

El otro día puse una foto en Instagram y en Facebook que ha tenido muchos comentarios. La foto en cuestión, llena de cuadernos, libros y post it de colores, reflejaba el proceso de investigación antes de empezar una novela y mi entusiasmo al respecto. Po cierto, ¿Qué opinas tú sobre esta fase del proceso creativo?

Para mí, tal vez por el tipo de novelas que me gusta escribir, es muy importante la investigación, el indagar en lo más profundo del tema y aprender todo lo que pueda del asunto del que pretendo escribir. No solo por el placer de conocer más, que me encanta, pero también por presentar un trabajo más sincero y coherente. Me preguntaba alguien que si ese sondeo del tema se hace solo antes de empezar a escribir. No sé que opinarán otros escritores, pero en mi caso es un proceso que nunca se acaba. Si en medio de un capítulo se me ocurre desarrollar algo nuevo, también debo investigarlo para que sea realista. Por tanto, no, no es un proceso que se haga solo al principio y nada más.

Mis novelas tienen mucho de imaginación, pero todas están ancladas a la realidad histórica de su época. No creo que fuera justo que bajo estas circunstancias lo inventara absolutamente todo. Sus personajes han nacido en mi cabeza, pero los escenarios suelen ser verídicos, al igual que algunos eventos que los rodean. Por tanto, para ceñirme a la verdad en esas partes más realistas de las obras tengo que investigar.

Hasta ahora, me había lanzado a escribir nada más tenía la idea, había hecho mis deberes de búsqueda y tenía la historia más o menos organizada en mi cabeza. Sin embargo, con mi tercera novela, que aún estoy escribiendo, he puesto en práctica otro método para escribir tras tomar el curso de novela de Érika Gael (que os recomiendo encarecidamente). Érika habla de dos técnicas de escritura; pero, vamos a centrarnos en una donde se debe tener todo más o menos atado antes de empezar a escribir: la trama, los escenarios, los personajes… Por supuesto, que nada está escrito en piedra y se puede ir añadiendo o quitando cosas sobre la marcha, sin embargo, ha resultado ser un método muy útil. Decidí ponerlo en práctica y me está gustando mucho el cambio. El proceso es laborioso y tardas mucho más en empezar a teclear; pero una vez tienes tu idea clara, tu investigación hecha y las enmarcas en un análisis de tus personajes, de tus escenarios y creas las escenas, es magnífica. Consigues una guía que te ayudará a lo largo de todo el proceso de escritura y eso es algo que no tiene precio. Es verdad, que esta manera de escribir en la que todo está más calculado, requiere más esfuerzo y es un proceso más lento. Puede que incluso la trama esté más encorsetada; sin embargo, el manuscrito puede llegar a ser más homogéneo y consistente.

En mi opinión, hay que encontrar ese punto en el que tú, como escritor, te sientes cómodo. No todos los métodos se ajustan a nosotros, por eso hay que seguir probando e investigando hasta dar con la tecla de la técnica que mejor nos define y encaja mejor con nuestro trabajo. Yo solo te puedo dejar mi experiencia, pero serás tú quien decida que es lo que funciona contigo y con tu obra.

Cuéntame cómo lo haces tú, siempre es bueno compartir opiniones y aprender unos de otros. Por el momento, seguimos viéndonos en estos espacios virtuales.

¿Y qué hago después de tener la idea para un libro?

Esa es una pregunta que se queda en el aire muchas veces, sin contestar. «Bueno, se me ha ocurrido algo pero no tengo ni idea de cómo llevarlo a la práctica». No deje que eso te pare; así hemos empezado todos, sin saber el camino. La clave está en el trabajo duro. Cuanto más trabajes más seguro te sentirás de tus escritos, tendrás menos dudas y lograrás una mayor agilidad.

Creo que terminar una novela es un proceso de aprendizaje que no finaliza nunca. Ningún libro es igual al anterior, el proceso de investigación es distinto dependiendo del tema, lo que quieres expresar y la manera en que lo haces tampoco es igual. Sin embargo, la constancia te llevarán hasta el punto final.

No obstante, en mi caso, no ha sido hasta mi tercera novela, la que estoy escribiendo ahora, cuando me he dado cuenta que para llegar a buen puerto necesito metas y sobre todo un plan. Escribir todos los días me ha ayudado mucho. Intento hacerlo a la misma hora, aunque siempre se puede improvisar. Sin embargo, si quieres conseguir objetivos es mejor ceñirse a ese plan del que hablábamos y seguir adelante. Cuando decides escribir todos los días, poco a poco se va convirtiendo en un hábito. Además, si tienes una fecha de publicación, unos escenarios que quieres acabar, un personaje que quieres redondear en mente, querrás ir cumpliendo los objetivos y eso te dará impulso para seguir trabajando. Con esto no quiero decir que lo único que tienes que hacer es trabajar. El tiempo de ocio, relajarte viendo la tele, escuchado música, leyendo libros de otros autores etc… también es imprescindible para que puedas completar tus proyectos.

Al final, todo cuenta para llevar a buen puerto tu novela. No solo el tiempo que pasas delante del ordenador tecleando es importante; sino también el que pasas pensando, haciendo otras cosas triviales, adquiriendo nuevos conocimientos a través de cursos etc… Todo cuenta para la adquisición de ideas y ponerlas en práctica.

En mi experiencia, después de la tener la idea y de madurarla intento escribir todos los días en el mismo lugar y, sobre todo, a la misma hora. Nunca escucho música mientras escribo, pero no todos somos iguales y hay muchos compañeros que sí lo hacen. Hazte una lista de canciones si eso te ayuda. Aquí el objetivo es seguir escribiendo. Yo prefiero encender velas, que la casa o mi lugar especial, huela bien con las esencias que más me gustan. Debes hacer lo que te haga sentir cómodo. Ni que decir tiene que escribir con el televisor puesto, mirar constantemente las redes sociales, trabajar con mucha gente alrededor o cualquier otra distracción te va a complicar la vida. Por lo menos, a mí me la complica y mucho. Prefiero trabajar en silencio, pero tú tendrás que encontrar que es lo que te hace sentir bien y ponerte en «la zona», como dicen los anglosajones, para poder empezar a escribir.

A mí me gusta anotarlo todo. Las ideas, lo que más me interesa de un libro que acabo de leer para la investigación en curso, algo que he visto en internet o en alguna serie. Por eso, tengo siempre encima de mi mesa varios cuadernos y rotuladores de colores para marcar todo lo que creo que me pueda servir.

Por otro lado, creo que es importante no escribir y corregir a la vez. Pero, ese es otro proceso del que hablaremos en otro post. También ayuda marcarse objetivos. No importa que sea medio capítulo al día o uno entero, intenta llegar por lo menos hasta ahí. Te hará sentir bien y cogerás tu novela con más ganas al día siguiente.

¡Ah! y algo muy importante, no te desenfoques. Sigue tu historia, no quieras escribir varias a la vez, concéntrate en lo que tienes por delante. Si pierdes ese enfoque te arriesgas a aburrirte y a abandonar lo que has empezado.

Estas son algunas de las cosas que a mí, personalmente, me impulsan a concentrarme y seguir con todo el proceso creativo que implica el escribir un libro. Ahora te toca a ti buscar el método que mejor vaya contigo.

Cartas para Gretchen

«El perdón es necesario para seguir viviendo» Cartas para Gretchen.

Después de un año de duro trabajo, mi segunda novela, Cartas para Gretchen, ya está lista y verá la luz en Amazon en unos meses.

Cuando escribí La oscuridad del sur, me centré en un escenario muy conocido para mí: El Barrio de Triana. La época que elegí no era la mía, pero tenía muchas referencias, gracias a mi familia que sí la había vivido. Sin embargo, con Cartas para Gretchen me he atrevido no solo a hablar de una época que no he experimentado, sino también plantearla en un escenario que no conozco. La labor de investigación ha sido titánica para reflejar un mundo lo más parecido posible a aquellos años; pero ha merecido la pena.

Todo autor antes de empezar a escribir tiene que enfrentarse con la idea. ¿Qué es lo que quiere contar? Yo encontré esa inspiración en mis tíos y en sus días de emigrantes fuera de España. Desde ese mismo instante en el que decidí que esa idea podría llegar a ser un libro, desplegué mis dotes para observar, escuchar historias, leer sobre el tema que me interesaba, visualizar fotos para los escenarios etc… La labor no fue fácil y tomó semanas y muchas noches sin dormir hasta llegar a madurarla. Luego llegaron las dudas…¿será una buena idea? Pero llegué a la conclusión que las ideas no son ni malas ni buenas. Todo dependerá de la pluma del autor y la manera en que se traten. No sé si Cartas para Gretchen habrá conseguido o no ese objetivo, pero os garantizo que la motivación y un gran nivel de implicación emocional por mi parte no le ha faltado.

Cuando estuve segura de mi historia, de la trama y de mis personajes, empecé a escribir. Para ello tiré de experiencias, recuerdos, olores, colores, historias vistas o leídas, sucesos, paisajes etc… Todos se llenó con Cartas para Gretchen y miré la vida con ojos nuevos para ver qué podría servir en la novela. Una gran curiosidad y ganas de aprender me invadió y una búsqueda incansable de nuevos datos fiables me llevó a leer muchos libros sobre el tema que quería contar.

En Cartas para Gretchen he querido tratar temas tan complejos como: la libertad, la muerte, la amistad, el legado a los hijos, la soledad etc… Aunque todos somos personas diferentes y, a veces, lo que un autor pretende decir no llega al lector, espero haber sabido crear en esta novela una especie de conciencia que guste a los lectores.

Conseguir todo ello ha implicado un trabajo de fondo duro durante más de doce meses, sin embargo me siento satisfecha de ello. Con disciplina y compromiso se puede terminar una novela. Es verdad, que a lo largo del camino te persiguen las dudas, inseguridades acerca de si lo que estás haciendo es lo más apropiado, lo correcto. Pero, la única manera de combatir todo ello es ese trabajo duro, constancia y sobre todo poner tu alma en lo que escribes.

Cartas para Gretchen está en manos de la correctora profesional, pero mi intención es que salga al mundo entre junio y julio de este año 2021. Espero que tenga tan buena acogida como ha tenido La oscuridad del sur y que su historia os llene el corazón de emociones. Os iré contando más cosas sobre el proceso creativo de la novela aquí mismo en el blog.

Mi nueva novela ya está terminada

Ya he terminado mi segunda novela. Ahora está en manos de @escuderoportal correctora profesional. ¿Queréis saber el título? Os doy una pista con las iniciales de las palabras que lo componen: CPG. ¿Os animáis a adivinarlo? 

Este año ha sido una gran aventura de aprendizaje. Mi nuevo libro me ha mantenido muy ocupada por la gran investigación que ha requerido. Plasmar en papel lo que tenía en la mente no ha sido fácil, pero ya he llegado hasta aquí y estoy muy contenta.

Ahora estoy disfrutando enormemente del proceso de diseño de portada con la excelente profesional @alexiajorques. Siempre es divertido, aunque no siempre fácil, buscar las fotos adecuadas y llegar a plasmar lo que tienes en la cabeza en papel. Si estáis buscando a alguien que os ayude con vuestros diseños, Alexia, además de ser estupenda en un encanto de persona dispuesta a escucharos.

Lo que me tiene más liada en estos momentos es la promoción de la nueva obra. Crear un booktrailer, banners que puedan captar la atención del lector, fotos y videos para compartir en las redes, no es nada fácil. Una cosa es escribir, investigar y otra hacer marketing y promocionar tu marca. Ten en cuenta que este paso también es necesario para que tu obra tenga visibilidad . ¿Qué tipo de promoción haces tú?

Durante estas semanas y hasta la próxima publicación de mi novela en Amazon, intentaré adelantaros el título, la portada y hablaros un poco de como ha sido el proceso de escritura y promoción.

Hasta entonces, nos vemos en estos espacios virtuales.

Génesers: La aventura de la supervivencia

Hoy os traigo una pequeña reseña de Génesers, una novela de María Pardos . María me hizo el regalo de enviarme su novela y ha sido todo un descubrimiento para mí. El libro es una novela de fantasía donde la autora ha recreado a la perfección un nuevo mundo derrochando imaginación y creatividad. El ritmo es tan trepidante que te mantiene en vilo hasta el final y con ganas de seguir leyendo. Y, sus personajes están tan bien perfilados que el lector pronto se identifica con ellos. Aunque el género de novela fantástica no es uno de los que más leo, Génersers ha sido toda una verdadera sorpresa para mí. No solo está muy bien escrita sino que también te engancha desde sus primeras páginas.

La historia de Nasirah, Nahuel, Jade, Mark y los demás personajes de Génesers es de lucha, de supervivencia pero también de compresión y redescubrimiento de la propia raza humana.

La historia de amor entre los protagonistas es lo que le da el toque de dulzura a la violencia que les toca vivir, poniendo una nota de normalidad en sus vidas tan poco comunes.

Desde aquí felicito a su autora por su saber hacer y llevar al lector a su terreno. Gracias, María, por compartir con todos tu mundo lleno de Génesers.

Las tinieblas y el alba

Con sus novecientas veintiocho páginas, el libro de Ken Follet, Las tinieblas y el alba, no es precisamente corto. Sin embargo, te atrapa desde el primer momento. Aunque, para mi gusto, nada es comparable con su trilogía del siglo, ni siquiera, la de «Los pilares de la tierra».

La obra refleja la vida de contrastes, en un momento muy específico de la Edad Media, entre los estamentos más altos y más bajos de la sociedad. Mientras, por un lado, nos presenta a un protagonista mísero que se hace a sí mismo y consigue prosperar; por otro, nos lleva con otros personajes, a una vida de lujo y desenfreno en los estamentos más privilegiados. La descripción de la Inglaterra de aquella época y las diferencia con Normandía, los ataques vikingos, las relaciones sociales, la vida religiosa, el poder de la superstición, la existencia de la esclavitud en Europa y más, son muchos de los temas que nos ofrece la novela. Todo bajo un trasfondo de amor y odio.

Las tinieblas y el alba tiene un lenguaje fácil de entender que agiliza la lectura pero que, a veces, se complica en boca de ciertos personajes de más rango para darles mayor veracidad.

La trama y la profundidad de los personajes son magníficos. Algo a lo que nos tiene acostumbrados el autor. Sin embargo, a veces los pasajes descriptivos son tan intensos que pueden llegar a aburrir al lector. Especialmente cuando el autor se concentra en contar métodos constructivos innovadores para la época o la estructuración de la iglesia.

Puede que al lector que no le guste la novela histórica no le entusiasme el libro, ya que Follet se recrea en la descripción de la época oscura. Es una novela que, como todo lo que hace el autor, está magníficamente documentada y nos transporta al lugar y tiempo que quiere recrear de una manera fácil y rápida.

Follet es un gran maestro de la pluma del que todos los que nos dedicamos a esto podemos aprender.

Una gran novela maravillosamente contada.

Reseña: El bosque sabe tu nombre

Desde que vi la portada de la novela «El bosque sabe tu nombre» de Alaitz Leceaga, me intrigo y quise leerla. Tanto su título como su portada son cautivadores. Sin embargo, la he terminado hace unos días y durante su lectura he tenido sentimientos encontrados.

La historia comienza con la vida de dos hermanas de la alta sociedad vasca antes de la Guerra Civil española. La autora consigue que el lector disfrute de las descripciones de sus personajes, escenas y lugares que sabe detallar de una manera atractiva. Cuando la narración empieza a complicarse, por los acontecimientos que van marcando los hitos principales de la historia, la novela consigue, a mi modo de ver, mantener el vilo y la sorpresa.

Sin embargo, hay algo que no me ha atrapado y es la mezcla de la realidad con lo sobrenatural que embarga al libro. Me ha recordado la línea de Stephen King que siempre enfrenta a sus personajes realistas con algo que no es de este mundo. Eso, para mí, le ha robado veracidad a la historia y ha hecho que me dejara de interesar en algunos momentos.

No obstante, el libro es entretenido, bien documentado, sobre todo en los temas históricos que trata y, en mi opinión, con una buena delineación de los personajes. Me ha faltado, sin embargo, saber algo más de algunos de ellos para redondear más la historia.

La lectura de «El bosque sabe tu nombre», es ágil y rápida y el lenguaje utilizado por su autora accesible y adecuado al tono del libro.

Muchas felicidades a Alaitz por su primera novela y mucho ánimo para seguir escribiendo y deleitándonos con sus historias.

La cocinera de Castamar

Ayer terminé «La cocinera de Castamar» y, sorprendentemente, me ha gustado mucho. Par mí ha sido todo un descubrimiento, ya que era reticente a leerla. Aunque su contexto histórico está ubicado en el siglo XVIII, no diría que es una novela histórica. Sin embargo, el autor recrea a la perfección la época, la sociedad de la misma, las intrigas palaciegas y los diferentes estamentos.

El J. Múñez dice que no quería hacer una historia para mujeres y que los libros son libros sin mirar sexos. Sin embargo, la novela sí refleja la historia de muchas mujeres de aquella época. Habla de sus sufrimientos, de sus luchas, de su falta de derechos y de las injusticias cometidas hacia ellas en una sociedad de hombres. Hermana en la angustia de estar a merced de los demás a mujeres de estamentos nobles o, simplemente, del pueblo llano.

Un tema muy importante que también se trata en La cocinera de Castamar es el trato a las personas de color en esa época. La falta de aceptación, el trato humillante y el considerarlos solo como esclavos. El hecho de situar a un personaje negro entre la nobleza española en esa época, es algo muy novedoso que da lugar a diferente reacciones muy interesantes entre los demás protagonistas del libro. Nos pone de manifiesto que el poder del tabú y lo bien visto podía incluso más que el amor.

Es una lectura menos ágil de lo habitual porque Fernando J. Múñez ha querido recrear el lenguaje usado en el siglo XVIII, utilizando términos muy específicos. Sin embargo, esa intención la ha dado más verosimilitud a la novela. Si tengo que ponerle alguna pega es que los capítulos son excesivamente largos. Eso obliga al lector a cortarlos si no quiere seguir leyendo o, continuar pese a que esté cansado. Por otro lado, la longitud de los capítulos entorpece la agilidad de la lectura.

En resumen, ha sido una novela muy interesante con un tema muy original. Un reflejo perfecto de la sociedad española del siglo XVIII.

El Alienista

El Alienista es una novela de Caleb Carr que ya tiene sus añitos. Fue publicada en 1994 y parece que se ha manejado muy bien con el paso del tiempo.

Tengo que reconocer que he tardado en penetrar en el corazón de la obra, más por los acontecimientos en mi vida en el momento en que empecé a leerla que por la novela en sí. Tiene todos los ingrediente que a mí me gustan en un libro: suspense, historia, personajes complicados y una trama que te mantiene en vilo hasta el final.

El autor ha sabido retratar a la perfección la sociedad de la época en la que se recrea la obra (el Nueva York de 1896). El libro toca temas delicados como la diferencia de clases, los derechos de la mujer, prostitución infantil etc y lo mucho que ha cambiado la sociedad actual con respecto a ellos.

También me ha resultado muy interesante como el autor narra la corrupción policial de la época y los nuevos métodos de investigación que empezaban a vislumbrarse. Una metodología que empezaba a tender la mano a la ciencia.

Creo que es una obra brillante, tal vez, un poco larga sobre todo en algunos capítulos que llegan a ser interminables. Sin embargo, está muy bien escrita y su lectura es ágil y poco farragosa.

Me hubiera gustado ver una explicación más exhaustiva de la vida de los personajes pero todo no lo podemos pedir ¿verdad? Ha sido toda una sorpresa para mí y, a pesar del paso del tiempo, sigue siendo una obra muy recomendable sobre todos para los amantes del suspense.

Mi archivo de Ideas

Para empezar a escribir y plasmar en papel lo que te revolotea por la mente debes tener un archivo de esas ideas. Es una buena manera de no dejarlas escapar y hacer que crezcan cuando se te ocurren ideas nuevas.

Como estoy empezando en esto de la escritura os cuento como me gusta hacerlo a mí.

NO SOY FANÁTICA DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Es una pena, lo sé, y me encantaría deciros lo contrario pero, estaría mintiendo. Hay gente que disfruta con las bases de datos, las hojas de cálculo y tenerlo todo muy atadito en sus agendas electrónicas. Yo sigo prefiriendo el lápiz y el papel. No es que no me adapte, hay que hacerlo para no morir en el intento, pero elijo en ciertos campos, utilizar mis propios métodos.

Así que para anotar mis ideas, los nombres de mis personajes, descripciones, datos de investigaciones que estoy haciendo para una época, una escena etc…prefiero mi cuaderno. Sí, como lo oyes, un cuaderno que me guste y me inspire y allí voy anotando todo lo que creo que me podrá hacer falta para recrear lo que tengo en mi cabeza.

BUSCA TU MANERA

Que a mí me funcione tener una libreta donde lo apunto todo no quiere decir que a ti te vaya a ir bien. Cuanto más escribes más te das cuenta lo que te es útil o no para tu trabajo. Hoy en día hay procesadores de textos maravillosos que te pueden ayudar mucho para anotar tus ideas. El objetivo es tener ese archivo de ideas al que poder recurrir en todo momento ya sea físico o digital. Créeme que te va a hacer falta tenerlo a mano. No sabes cuantas veces he tenido que volver atrás en mis capítulos porque había olvidado apuntar el apellido de un personaje y no tenía ni idea de cual era. Si tienes a mano tu archivo de ideas eso no te pasará porque podrás solucionar tus dudas más rápidamente.

En ese archivo podrás pegar, anotar o guardar notas de periódicos que te parezcan interesantes y que te proporcionaran valor para tu novela. Títulos de películas que crees interesantes, música que te ayuda en tu proceso creativo o de la época que estás narrando. Así podrás escuchar esas canciones y meterte en materia. Y por supuesto también podrás anotar el título de libros que te inspiren para tu proceso.

Sin embargo, recuerda, que el objetivo principal de tu archivo de ideas es anotar tus propias ideas. Esas que te van a venir muy bien para el desarrollo de tu novela. Tu archivo te ayudará a crear a tus personajes y darles vidas, te arrojará luz sobre los escenarios que quieres plasmar y te guiará por una época histórica concreta.

COMO ORGANIZAR TU ARCHIVO DE IDEAS

Hasta ahora mi archivo era un caos. Cada vez que tenía una idea la apuntaba, cuando aprendía algo interesante sobre un período histórico que quería utilizar también lo apuntaba, cuando me informaba sobre una ciudad o lugar para preparar una escena también lo escribía. ¿Qué pasaba? que cuando iba a utilizar esa idea o dato de mi archivo, me volvía loca sumergiéndome en él y tratando de encontrarlo.

METODOLOGÍA

Ahora estoy poniendo en prácticas nuevas técnicas para investigar que es lo que me funciona mejor. De momento, me gusta el sistema de post it de colores. Utilizo un color diferente para distinguir en mi archivo un mismo lugar, una misma época histórica, o un personaje.

En la parte final de mi archivo de datos dejo abierta una lista con los nombres de los personajes por orden de aparición en el libro. En esta lista suelo añadir puntos claves de cada personaje. A mí, al menos, me es muy útil para volver a ella siempre que quiero referirme a uno de ellos y no me acuerdo bien de su apellido, de si estaba casado, donde vivía etc.

Con lo que os estoy contando, no quiero deciros que este método sea el definitivo para llevar un archivo de datos. Es más, seguro que hay muchos más y mucho mejores, pero cada uno tiene que trabajar con el que le venga mejor. Por eso, mi consejo es que pruebes. Mira por ahí lo que están haciendo otros e intenta ver que es lo que te viene mejor a ti como método de trabajo. Cuando hayas llegado a esa conclusión te sentirás cómodo trabajando desde allí.

ANÓTALO TODO, TODITO, TODO

Eso sí anótalo todo, todito, todo, creerás que lo tienes controlado, que todo está en tu cabeza pero, la mente, en realidad, juega malas pasadas y puedes volverte loca tratando de recordar algo que pensabas que sería imposible olvidar.

Espero que te haya podido ayudar de alguna manera. Si quieres, suscríbete a mi blog o mándame un correo si quieres preguntarme algo. Mucha suerte a todos con vuestros escritos y la búsqueda de vuestros propios métodos.

Como siempre, nos vemos en estos espacios virtuales.

A %d blogueros les gusta esto: